Acerca del Distrito Central

Historia

La ciudad capital de Honduras, Tegucigalpa, es una urbe cuyos sus inicios datan de finales del siglo XVI y está emparentada al descubrimiento de las vetas de plata en las cercanías. Comúnmente, se cree que el vocablo Tegucigalpa significa “cerro de plata” o “piedras pintadas”; no obstante los investigadores no tienen pruebas fehacientes que demuestren la veracidad de estas suposiciones.

La fertilidad económica que despertó la exploración de las vetas plateadas hizo que rivalizara con la ciudad capital de ese entonces, Comayagua. En 1880 el presidente Marco Aurelio Soto trasladó la capital y  la sede del gobierno hasta la opulenta  Tegucigalpa.

Es la ciudad más densamente poblada con casi millón y medio de habitantes; en su mayoría la población profesa la fe católica. Una bonita fecha para visitar Tegucigalpa es el tres de febrero de cada año. Millares de feligreses se reúnen el santuario de la Virgen de Suyapa, la Santa Patrona de Tegucigalpa, para honrar la imagen y agradecer sus milagros. La gran mayoría de los visitantes vienen de poblaciones del interior ¡No se lo pierda! Los alrededores de la Basílica y Ermita de Suyapa rebosan de cosas interesantes para ver y fotografiar.

Algunos de las iglesias más bellas de Honduras están en el centro de la ciudad. El hogar del patrón de la ciudad, San Miguel Arcángel, es la catedral metropolitana que fue construida entre 1765 y 1782. El pulpito en oro y plata junto con algunos valiosísimos lienzos barrocos son dos paradas obligadas dentro de la iglesia. La Iglesia de Los Dolores es una gema arquitectónica construida por esclavos alrededor del año 1732. Su fachada única e intrincada exhibe un sincretismo entre las creencias de los esclavos y las doctrinas católicas. Las pinturas del Viacrucis, esculturas antiquísimas y el domo pintado llamarán inmediatamente su atención.

El movimiento cultural tiene mayor fuerza en Tegucigalpa  que en cualquier otra parte del país. No querrá perderse de visitar los museos alrededor del centro de la ciudad.

El Museo para la Identidad Nacional, conocido como el MIN, es el mejor en la Capital y constantemente exhibe obras itinerantes de artistas locales o extranjeros. Sin costo adicional disfrutará de un recorrido virtual por las ruinas mayas dentro de una sala de cine cuya fachada asemeja a un antiguo templo en Copán. La Galería de Arte Nacional, el Museo del Hombre y el Museo Villa Roy son lugares para no perderse si desea aprender sobre la evolución del arte hondureño y entender los inicios de la república.

El teatro Manuel Bonilla, el principal teatro del país que data de 1916, es otro must por su bella ornamentación de principios de siglo pasado; revise los periódicos locales o pregunte en la taquilla para saber cuándo asistir.

El Centro Cultural de España en Tegucigalpa, CCET, programa actividades casi a diario en sus instalaciones. Visite su página web para hacer los arreglos necesarios y asistir a una exposición de pintura, fotografía o una muestra internacional de cine.

Las noches son perfectas para comer en alguno de sus bonitos restaurantes capitalinos. Podrá escoger entre comida tradicional hondureña, japonesa, china, árabe, italiana o ir a un restaurante de fusiones.

Si bailar es lo suyo entonces tendrá opciones. Las noches pueden ir desde unos tragos en un barcito bohemio hasta una fiesta electrónica con un Dj internacional tocando frente a cientos.

El popular centro comercial Los Próceres es su apuesta más segura por que reúne varios bares, de diferente tipo, en un complejo. Camine entre bar y bar probando los tragos de la casa.

Haga tiempo para ir a Valle de Ángeles y Santa Lucia; dos pueblos en medio de pinares que son perfectos para un viaje de día porque están a corta distancia. En estos pueblecitos coloniales podrá comer en uno de sus buenos  restaurantes de comida tradicional hondureña. Recorra las tiendas de artesanías en busca de un recuerdo (¡las mejores artesanías están aquí!) y camine por las callecitas empedradas hasta encontrar un acogedor cafecito donde ver pasar algunos campesinos a caballo. Los domingos son los mejores días para ir a estos poblados por que están más vivos y ávidos por recibir turistas.

La primera área protegida de Honduras, el parque nacional La Tigra, está a pocos minutos de Tegus. Las 23, 571 hectáreas de bosque nublado son una oportunidad perfecta para respirar aire puro y observar algunas especies de aves que no se ven fácilmente en otras partes de Honduras. Los senderos marcados lo llevarán a conocer el parque hasta llegar a una caída de agua pura en lo más alto del terreno ¡La vista de la cascada recompensa la larga caminata! Visite La Tigra durante el día u hospédese durante un par de noches en sus eco albergues. El comedor de este parque se abre a solicitud de los visitantes.

Las viejas minas de El Rosario, el otrora pueblo minero de Yuscarán y la villa colonial de Ojojona son tres opciones más para visitar cuando esté en Tegucigalpa. Contacte las tour operadoras locales para contratar un servicio de guías y explorar el casco histórico o los poblados adyacentes.

Visite el parque La Leona, el parque España o el parque El Picacho para tener la mejor vista del antiguo poblado minero que se convirtió en la capital. Con todas las comodidades que Tegucigalpa ofrece (bancos, centros comerciales, buenos hoteles), solamente tendrá que enfocarse en visitar museos, salir por una buena copa de vino o viajar hasta alguno de los singulares pueblecitos cercanos.

Ubicación

Tegucigalpa está conformada por dos ciudades, Comayagüela y Tegucigalpa, que se unieron para formar el Distrito Central o simplemente Tegus como suelen llamarla muchos. La Tegus de hoy es una interesante mezcla de edificios coloniales, construcciones modernas y ministerios de gobierno esparcidos a lo largo de su montañosa geografía. Aunque el poder económico está en el norte del país, la capital posee todo el poder político. Las embajadas, consulados, organismos internacionales, Secretarias gubernamentales, cuerpo militar y el Palacio de Gobierno están en la ciudad capital.

Moneda

Tegucigalpa es el epicentro  de reuniones políticas y de organizaciones no gubernamentales de Honduras. El estilo de turismo que recibe es principalmente ejecutivo y diplomático. En la ciudad  hay una infinidad de bancos donde podrá  cambiar sus dólares a lempiras. Hay algunos hoteles que brindan este servicio a una tasa de cambio más elevada gracias  a la comodidad y seguridad que le brinda.  Trate de no  utilizar  los cajeros automáticos por la noche y siempre es bueno  llevar poco efectivo ya que en la mayoría de los lugares aceptan tarjeta de crédito. Es importante recordar que la mayoría de los  establecimientos en la capital a excepción de los hoteles, solo aceptan lempiras.  Si decide ir al banco a cambiar sus dólares en el boulevard Morazán encontrara varios, entre ellos: el HSBC o el Banco Atlántida que permanecen abiertos hasta las 4. 00 pm.

Clima

Lleve algo caliente para ponerse en las noches de entre septiembre a enero. Por su elevada ubicación, a mil metros sobre el nivel del mar, las noches pueden ser bastante frescas aunque los días sean cálidos.  Como todos los países ubicados en el trópico, cuando llueve se inunda la ciudad. Pero es muy probable que encuentre un cálido sol dándole la bienvenida a la ciudad capital.

Nuestros Eventos

noviembre 2014
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Tweets Recientes

Síguenos en Facebook